No hay que adaptarse al

cambio, hay que generarlo.

El conocimiento de los mejores líderes de negocios

Suscríbete al Newsletter

Subscribe to Email Updates

Nota destacada

Notas recientes

Los aprendizajes que el 2020 nos dejó a los líderes de negocios

El 2020 resultó ser un año sin precedentes, los líderes de negocios estaban acostumbrados a considerar condiciones de volatilidad, cambio, incertidumbre, complejidad y ambigüedad que imperan en el entorno empresarial pero lo que vivimos hoy a raíz de la pandemia por el COVID-19, sale de todo parámetro. 

Los líderes empresariales tuvieron que demostrar todo su liderazgo, su capacidad de respuesta y de contención ante las crisis. Es por eso que estas son algunas de las lecciones que nos deja el año 2020 y que tendremos que seguir utilizando en 2021 para escalar con éxito. 

 

Digitalizarse correctamente

Antes de la crisis por la pandemia el mundo se encontraba en un importante proceso de transformación tecnológica: Inteligencia Artificial, software, impresoras 3D, energía solar, biotecnología, nanotecnología, blockchain, realidad virtual, entre otras, duplicaban su capacidad entre 5 a 24 meses, algo sin precedentes llamado Cuarta Revolución Tecnológica.

Aunque la tecnología avanzaba a una velocidad sin precedentes, importantes industrias y un gran número de empresas se habían resistido a digitalizarse y generar cambios en su modelo que les permitiera hacer uso de estas tecnologías para prescindir de antiguas prácticas o modelos que aletargan su operación, desempeño y alcance. Lo que se hizo evidente cuando llegó la pandemia y el confinamiento. 

La tecnología es fundamental para cambiar muchas cosas que por inercia o tradición se hacían físicamente y ahora desde un celular o una computadora se puede hacer lo mismo de manera más fácil y rápida, como lo es el pago de servicios, de créditos o compras en línea y transferencias.  También cada día un gran número de empresas tanto comerciales como financieras anuncian sus planes pilotos para integrar la tecnología, e incluso ir más allá con uso de inteligencia artificial para mejorar sus procesos. 

Digitalizarse correctamente no sólo trata de contar con una página web y presencia en redes sociales, sino ser diferente en término de estrategia, información, estructura, cultura, procesos, operaciones, sistemas, personal e indicadores clave de rendimiento.  Un ejemplo es Arca Continental, que tiene un programa piloto de uso de inteligencia artificial en su línea de producción. La empresa trabaja en un programa piloto para ver a distancia a las “tienditas” con cámaras y de esa forma verificar cómo está el producto acomodado, acorde a lo que establecen sus protocolos, y si cumplen, reciben premios e incentivos. Si la idea funciona podría replicarse en más puntos de venta. Mucho de esto va de la mano también para que esos pequeños negocios, no sólo exhiban de manera correcta los productos de la embotelladora más grande de América Latina, sino de aceptar pagos con tarjetas.

La crisis por la pandemia fue una gran oportunidad para que las empresas se digitalizaran y no vieran con temor esta opción para innovar en su modelo de negocios. 

 

Contar con un plan de negocios adaptado a la nueva normalidad

La crisis sacó a relucir la importancia de contar con una estrategia eficiente, ágil, plasmada en un plan sencillo que todos en la organización puedan entender y ejecutar. Lo que generó un cambio de enfoque en los líderes al realizar ajustes constantes y contar con opciones de siguientes movimientos para elegir el que más convenga ante la situación que enfrenten.

Para salir de la crisis los líderes se percataron de la necesidad de contar con un buen plan que permita identificar todas las tendencias y cambios en industrias, mercados, política, economía, sociedad, tecnología etc., que podrían tener un impacto o ser una ventaja para su negocio. Al conocer sus fortalezas y oportunidades e identificar hacia dónde apunta la aguja, los líderes lograron aprovechar esas tendencias. 

Así sucedió en la década de 1980 con la cadena de noticias CNN, la cual estaba perdiendo mucho dinero. Los televidentes no deseaban ver noticias las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Estaban acostumbrados a recibir noticias al comienzo del día con los periódicos, o al final del día a través de las noticias de la noche. Entonces ocurrió la Guerra del Golfo y la gente quedó  enganchada a la cobertura en vivo de CNN. El comportamiento del consumidor cambió para siempre. CNN revolucionó la industria de los noticieros y se posicionó como líder del mercado. La pandemia creó todo un efecto CNN:  una nueva normalidad a la que debimos alinear nuestros planes y nuestras empresas.

 

Entre más sólida sea una empresa en su interior, mejor será su capacidad de respuesta

La crisis demostró ser como los grandes fuegos en los bosques: arrasó primero con las empresas más pequeñas y menos preparadas, dejando más recursos para las empresas que permanecieron y supieron aprovecharlo. La crisis nos demostró que lo más importante es tener control interno y una sólida estructura operativa, mientras el caos externo impere se necesita tener la disciplina y el control para operar de forma eficiente.

De acuerdo con la Asociación de Emprendedores de México, a través de un estudio a emprendedores fundadores de mipymes en 2020, el 34% de las empresas fracasaron por una falta de conocimiento del mercado, el 32% por una mala administración y el 22% por problemas para conseguir financiamiento. ¿Qué quiere decir esto? Que las empresas fracasan más por problemas internos y por una deficiente administración interna que por factores externos.

Así sucedió con la salida de Best Buy del país la cual provocó un gran desconcierto al ser atribuido a la crisis por la pandemia, y aunque ésta sí repercutió negativamente, la realidad es que la compañía ya tenía otros problemas que la pandemia sólo vino a profundizar, como: competidores mejor preparados y con mejores facilidades de pagos, atención a clientes, bajos márgenes de rentabilidad de sus productos, altos costos de alquileres. 

Las crisis arrasan con las empresas menos preparadas y sin fundamentos sólidos, aunque no se puede generalizar por industrias —como lo es el turismo, la manufactura, la navegación en la crisis actual—, lo más importante es tener disciplina de seguir una rutina de ejecución interna en donde la empresa pueda seguir operando.

 

No temer la educación en línea

Una de las tendencias con mayor impacto será la tecnológica. Quienes se resistían a la digitalización no tienen muchas opciones para seguir operando, lo que ha hecho crecer todas las plataformas y el consumo digital, especialmente en la educación. 

Mi industria, que es la educación en línea, si bien ya se encontraba en un cambio fuerte hacia la digitalización, con la crisis actual se aceleró hasta por 5 años. Las tendencias me indicaron que en el mediano plazo el 80% de las universidades físicas con un modelo presencial desaparecerán; los estudiantes recurrirán a plataformas digitales -que también son más económicas- para su educación; los títulos universitarios y las carreras que tomaban años irán en desuso; las universidades con más prestigio también migrarán y el modelo educativo tradicional cambiará por una educación práctica e implementable. 

Los líderes ejecutivos ya no necesitan invertir años en una licenciatura o maestría de forma presencial para ver si les servirá en la dirección de su negocio, lo que necesitan es aprender y ejecutar inmediatamente; necesitan saber cómo enfrentar los retos y condiciones del entorno empresarial de forma eficaz y con el mejor liderazgo. 

En los próximos años veremos a grandes universidades como Harvard, MIT, IPADE, Tec de Monterrey, migrar a una plataforma en línea. También veremos grandes empresas de tecnología como Facebook, Google, Apple, Microsoft, Amazon, generar alianzas o fusiones con estas universidades y, con ello, crear un gigante educativo que otorgue certificados de Harvard o MIT a millones de personas; los que nos daría de forma irónica instituciones como Harvard at Facebook, iStanford, Google MIT, etcétera como predice Scott Galloway en su artículo celebre en el NY times.

El reto será continuar innovando en nuestro modelo educativo, contar con más líderes de pensamiento de alcance global para que cualquier emprendedor pueda acceder e implementar este conocimiento en sus empresas.

 

[Sobre] Comunicación

Cuando las personas estuvieron estresadas por la incertidumbre y al trabajar de forma remota, lo que más anhelaron fue la conexión humana. Por eso, la comunicación fue crucial para aumentar la moral y la productividad, una conexión humana por lo menos de forma remota. 

Muchos líderes comenzaron a implementar un ritmo de juntar para que sus equipos supieran, en todo momento, lo que estaba pasando pues, en tiempos complicados, tu equipo necesita conexión y saber lo que sucede para así poder sentirse tranquilo. Un ritmo de juntas permitió mantener al equipo fuerte y estable aún cuando todo lo demás esté cambiando.

Escucha y comunícate con tu equipo, no importa que sea a nivel personal, sé el líder que necesitan, pues durante una crisis todo se amplifica, tanto lo bueno como lo malo. En mi caso, tuve “almuerzos virtuales” con cada miembro de mi equipo en donde, a través de una videollamada de media hora, comimos y platicamos de nuestro día a día; con ello logré conocer mejor sus rutinas, inquietudes y cómo se han adaptado a la situación actual.

La gente recuerda cómo los trataste durante los tiempos difíciles; si lo hiciste de la manera incorrecta, lo recordarán por siempre.

 

La importancia de tener un gran equipo

Para ser productivos y salir de la crisis los líderes descubrimos la importancia de un gran equipo, el grupo de personas que impulsarán o anclarán el crecimiento. Con los cambios en el mercado laboral hubo una gran disponibilidad de gente grandiosa por lo que fue un gran momento para buscar y reunir el equipo estratégico necesario para escalar. 

El líder no es necesariamente el que sabe mas de cada área, sino que cuenta con personas más inteligentes que él en esas áreas, por lo que es importante saber cómo atraerlas, identificarlas, entrenarlas y apoyarlas. Ese fue el reto para los líderes empresariales: tener a las personas correctas, con la mentalidad correcta, haciendo las cosas correctas.

 

Contar con data

Lo que no se mide no se puede mejorar. Al igual que el tablero de un automóvil proporciona información en tiempo real sobre el rendimiento y el estado del motor, el tablero de una empresa brinda información sobre el desempeño de esta. Tener información, visible para todos en la organización permitió conocer los avances de cada área y con ello tomar mejores decisiones estratégicas durante el 2020.

Como líderes tenemos sesgos y prejuicios que sin data, propician a tomar malas decisiones. Contar con los datos correctos de manera oportuna con métricas y avances te permite ver los puntos ciegos, te permite predecir, reconstruir rápidamente y solucionar problemas específicos. Estos son los datos cruciales de 2020 que nos permitieron navegar con éxito:

Datos financieros:
Se necesitó conocer nuestras finanzas con brújula y al máximo detalle, al conocer cómo se mueve cada centavo y cuánto tiempo tarda en regresar a nuestros bolsillos. Esto a su vez permitió optimizar los Ciclos de Conversión de Efectivo y contar con un flujo de caja de por lo menos 6 meses. Al contar con los datos financieros de esta manera, se pudo planificar los peores escenarios y luego marcarlos para los mejores escenarios.
 
Datos de personas:
Esto quiere decir desde evaluaciones de comportamiento hasta modelos de análisis de personas, el objetivo de aprovechar estos datos fue para impulsar una mejor colaboración, comunicación y compromiso. Incluso esto te brindó información al momento de tomar decisiones realmente difíciles sobre cómo reducir tu equipo y cómo optimizar su equipo para aumentar el mejor impacto. Cuanto más comprendes a tu gente, mejor podrás comunicarte y conectar con ellos, cuidarlos y apoyarlos.
 
Datos de clientes o del mercado
Comprender a las personas se relaciona con comprender a tus clientes y al mercado. ¿Cuáles son los efectos dominó que experimentan tus clientes con los cambios que sucedieron en 2020? ¿Cómo afecta su entorno, sentimientos, comportamiento y pensamiento inmediatos? Obtener estos conocimientos puede ser fundamental para decidir cómo reelaborar tu estrategia para 2021.
 
Datos de ejecución
Aquí es donde tener un tablero se vuelve fundamental. Los tableros brindan datos relevantes en tiempo real que revelan oportunidades y amenazas de manera oportuna. Proporcionan retroalimentación rápida, que te permite saber en qué debes concentrarte cada día, permite que el equipo funcione de manera eficiente y crea una cultura de responsabilidad.

 

Conocer al mercado y la industria

El mercado y cada industria cambió considerablemente durante 2020, sino es cada mes. Los hábitos de consumo, las rutinas y deseos de los clientes fueron muy distintas conforme avanzaba la crisis, esto no quiere decir que es inútil realizar una investigación debido a su poca predictibilidad. 

Se volvió mucho más importante que nunca conocer al mercado, a tu cliente ideal, en qué tipo de industrias se encuentran, cuáles son sus necesidades y cómo los puedes ayudar. Esto te permitió acercarte a ellos, saber cómo hablarles y dirigirles mensajes para que tuvieran interés por lo que podías ofrecerles.

Los clientes inteligentes y bien informados se interesen muy poco por una empresa que grita las características y beneficios de sus productos y servicios. Las personas solo se preocupan por sí mismas y por las respuestas a sus problemas. Es por eso que es tan importante comprenderlos a través de tu buyer persona. Cuanto más comprendiste a tu buyer persona, mejor alineado fue tu marketing y ventas. 

Lo mejor para conocer a tus clientes y tu industria es contar con suficiente información del entorno global, nacional, local, regional; con interacción y discusiones constantes con empleados y clientes para entender desde el interior hacia el exterior las nuevas necesidades de tus clientes. Algo que deberemos tener muy en cuenta para 2021. 

 

Tener control del efectivo

¿Durante 2020 te diste oportunidad de saber cómo se mueve el efectivo dentro de tu organización? Esto se volvió crucial para saber con cuánto se tiene disponible para hacerle frente a la crisis y qué decisiones difíciles se deben tomar para asegurar que la empresa sobrevivia.  Entender en este nivel tus finanzas te ayudará a asegurar un flujo de caja de por lo menos 6 meses para 2021. 

 

¡Felicidades por haberlo logrado! ¡Felicidades por haber crecido como CEO, como líder y buscar a diario la mejor forma de dirigir tu empresa! Ahora no podemos confiarnos, necesitamos estar preparados para 2021. ¿Estás listo?

banner 600x300 (4)-2

Daniel Marcos

Daniel is the co-founder and CEO of Growth Institute, the leading online executive education company for C level executives at fast growing firms. He also co-founded Inflection (Gazelles Mexico) a management coaching company that helps business executives and entrepreneurs grow their companies faster and with less “drama”. He is an international speaker and has shared stage with thought leaders like Peter Diamandis, Guy Kawasaki and Jack Canfield, just to name a few. Daniel is the blogger of Capitalemprendedor.com. He is a graduate of EO’s premiere CEO program, the “Birthing of Giants”, and its continuation, “Gathering of The Titans”. He holds a BS in Industrial and Systems Engineering from ITESM (Monterrey Tech) and an MBA (cum laude) from Babson College at Wellesley, MA.

Daniel es fundador y CEO de Growth Institute, empresa líder de educación ejecutiva; es embajador de Singularity University en Austin, Texas y es CEO de ExO Global Education. Experto en escalamiento, asesor de negocios y orador internacional. Cuenta con un MBA por el Babson College; se graduó de los programas "Birthing of Giants", "Gathering of The Titans" de Entrepreneru´s Organization y está certificado como CEO-Coach en la metodología Scaling Up. Creador de ScaleX, metodología que ayuda a emprendedores y ejecutivos a ser mejores líderes, tomar el control de sus empresas y hacerlas crecer 10X. Ha colaborado en medios como Expansión, Forbes, Entrepreneur y participó en los libros Scaling Up de Verne Harnish, Organizaciones Exponenciales de Salim Ismail y Clockwork Life de Mike Michalowicz.

Your Comments :

    banner 300x600 (5)

    Categorías

    Ver más

    From Facebook