No hay que adaptarse al

cambio, hay que generarlo.

El conocimiento de los mejores líderes de negocios

Suscríbete al Newsletter

Subscribe to Email Updates

Nota destacada

Notas recientes

Takesabroso: ¿cómo una pequeña taquería escaló y se convirtió en una sensación internacional?

¿Qué es lo mejor de ser emprendedor? pregunto a Luis Vázquez, quien no tarda en responder: “Tener un sueño que puedas vivirlo, un propósito”. Luis es un emprendedor autodidacta que comenzó una pequeña taquería en Boca del Río, Veracruz hace 7 años llamada Takesabroso. Lo que empezó como un pequeño negocio con 3 mesas de plástico es hoy una de las taquerías más populares del estado y toda una sensación en redes sociales, donde Luis es llamado cariñosamente como “Tío Take”.

Desde que Luis comenzó Takesabroso el año de 2010 tuvo una visión diferente a la de sus competidores, pues luego de haber tenido 3 pequeños negocios que fracasaron, su experiencia le enseñó que debía actuar de diferente forma. Luis comenzó a investigar y aprender sobre emprendimiento, buscó cursos, libros e ideas que le permitieran llevar su negocio al siguiente nivel y fue cuando llegó con Daniel Marcos, CEO de Growth Institute, quien le dio la oportunidad de ver contenido de negocios de forma gratuita. En 2017 inició sus redes sociales y se enfocó en su mercadotecnia para atraer clientes con promociones, lo que atrajo a un importante número de estudiantes de la zona.

Dos años después, mientras quería realizar un video para sus redes sociales con el apoyo de sus clientes, un joven llamado Jorge Lajud decidió ayudarle y editar un video usando metraje de la película Avengers: Endgame en donde se muestra a Thanos el gran villano del Universo Cinematográfico de Marvel, siendo engañado por el Tío Take, para dar el chasquido con las Gemas del Infinito. Poco tiempo después el video se convirtió en toda una sensación nacional e internacional con más de 6 millones de vistas que llegó a la Revista Time, y que los mismos directivos de Marvel elogiaron, lo que convirtió a Luis en una celebridad al que muchos turistas querían conocer.

 

Luis decidió aprovechar esa exposición y reconocimiento para generar contenido similar para redes sociales que le permitieran atraer clientes y, al mismo tiempo, convertirse en un personaje de su marca conocido como Tío Take. El día de hoy, su visión y enfoque le han permitido ser una de las taquerías más exitosas del estado y con más de 200 mil seguidores en sus redes sociales. ¿Cómo un pequeño emprendedor puede lograr y aprovechar semejante impacto? ¿Qué hace diferente a esta taquería en un sector tan competido en un contexto en donde entre un 20 y 25% de los restaurantes están por cerrar definitivamente sus puertas a raíz de la pandemia? 

¿Cuál es tu fracaso favorito?

La primera experiencia de Luis como emprendedor fue con una “fonda” de comida, la cual no tuvo mucho éxito. Luego vino un minisúper, al que le apostó una fuerte inversión a través de créditos y al mismo tiempo comenzó una verdulería en donde comercializaba todo tipo de productos comestibles. El minisúper creció rápidamente y llegó a contar con 22 empleados con ingresos mensuales de hasta 1 millón de pesos, lo que hizo que se confiara,  pero su poco conocimiento en la administración de sus negocios hizo que no tuviera control alguno en su negocio, inventario, sistemas, finanzas e igual con su liderazgo, ya que Luis “consentía” a sus empleados dándoles constantemente comida. 

Luego de no tener para pagar sueldos, renta y los servicios de su mini súper Luis quedó en bancarrota. El banco y sus proveedores le llamaban constantemente para exigir pagos, lo cual lo obligó a vender su casa, un departamento, un terreno y hasta empeñar computadoras. Luis suspira al recordar los importantes errores que cometió en ese entonces. “Ay Dios, sólo de acordarme, nos quedamos sin nada”, —comenta

“No me fui a Estados Unidos porque la Visa se me había vencido en ese tiempo. No tenía ni para renovar mi pasaporte. Quebramos de lo más horrible, luego de vivir una vida, viajando, gastando, viviendo bien. No tenía ni 10 pesos para un café, eso me hizo entender que no era nada, no era nadie, si no aprendía”.

Fue entonces que Luis encontró en una página a Daniel Marcos, asesor de negocios y CEO de Growth Institute. Luis decidió escribirle y contarle su historia, a lo que Daniel respondió y le compartió contenido de su plataforma de educación para que Luis pudiera administrar su negocio y crecer como emprendedor. “Daniel me regaló 3 meses de entrada y fue lo que me empezó a abrir el apetito para saber de emprendimiento. Cuando entré no sabía lo que era target, un know how, pero empecé a ver los cursos y me dio mucha hambre de aprender [...] Si no hubiera encontrado a Daniel hubiera terminado huyendo del emprendimiento”, afirma Luis.

Webinar 3 nov-banner NL-1

“Recibí un video de cómo crecen las empresas y los veía, los veía, los veía. Veía a dónde me tenía que enfocar en cada área, cada área, cada área. Ahí dije necesito tener el producto viable, definir mi producto. Luego para la segunda etapa, necesitaba enfocarme en vender. Quiero pasar a la tercera etapa, donde ya es el crecimiento”, afirma Luis. 

Esto le ayudó a tener otra visión de su pequeña taquería Takesabroso, un puesto que le costó 1,000 pesos armar, con un trompo de pastor, tres mesas de plástico y un refrigerador -el cual se llevó poco tiempo después la empresa propietaria. Luis decidió enfocarse sólo en Takesabroso y quitarse el peso de sus otros negocios y de la segunda taquería que tenía. 

33849114_784319698438317_289709807701590016_o

Luis vio que se encontraba en un mercado sumamente competido, pues tan sólo en Veracruz existen 179 taquerías formales, sin contar las taquerías informales de cada colonia y en casi cada esquina del estado. Es por eso que Luis decidió enfocarse en su publicidad, y al poco tiempo llegó el video que hizo viral a Takesabroso. “El video fue lo que destapó, hizo conocer la taquería. Antes lo que estaba sobre nosotros en Internet era algo que yo subía. Ahorita son tantos periódicos, noticias nacionales, regionales, nos sacan en televisión, que ya perdí el control de todo lo que sale y sacan. Ahorita la taquería ya es conocida, es lo importante. A mí ya me conocen como el Tío Take, me hace sentir como una celebridad. No estoy acostumbrado porque al pasar lo de Thanos, mucha gente llegó conmigo a tomarse fotos. Apenas me acostumbro a ello”, asegura.

91377107_1260563294147286_8725969808425746432_n

Luis se dio cuenta del potencial de la publicidad y que, gracias al famoso video de "Thanos" que se volvió viral, había captado a sus clientes ideales que le pedían más contenido, acción que lo llevó a volverse un creador de contenido en sus redes sociales y a crear la mercancía con la marca “Tío Take”. Su negocio es la comida, pero también lo es el contenido.  

115820572_1352026025001012_4244556896030687740_o

“Sólo somos yo y Antonio, un chavito de 20 años que estudia marina mercante; somos él y yo haciendo todo el marketing. Ahora tenemos la demanda de las personas que piden que subamos contenido. Subimos una cosa insignificante y se vuelve toda una sensación. Me ha llegado a abrumar pero mi equipo me dice “aguanta vara” están jugando contigo, así son las redes”, asegura Luis. 

Luis comenzó a crecer su negocio y tener una administración bien definida. Definió un sistema único de cobranza con el que nadie más contaba en todo el estado de Veracruz. Luis invirtió fuertemente en remodelar y ampliar la taquería que ha financiado con sus mismas ganancias, esta vez sin recurrir a créditos.

El reconocimiento de Takesabroso le ha llevado a Luis a recibir ofertas de inversión y franquiciamiento que ha rechazado, pues sabe que le falta mucho por aprender y definir en la etapa de crecimiento en que se encuentra su negocio y su liderazgo: “tengo muchas propuestas pero no he podido concretar nada porque no creo estar preparado para eso. Tengo que terminar todo lo que debo terminar. Después pienso comercializar la marca”, afirma Luis. 

“Las 3 veces que quebré me han dejado marcado, lo quieras o no. Cada quiebra me ha ayudado a subir mi nivel económico por 10, por eso creo que la última será más pues he aprendido como emprendedor.

 

¿Qué hace a un gran líder? 

Luis sabe que sin su equipo no habría logrado lo que ha logrado, y aunque le ha costado hacerlo, aprendió a delegar y a ayudar a su equipo para mejorar en lo que saben hacer. “No lo sabes todo. Sin un equipo no eres nadie. Ya murió la figura del jefe, al día de hoy he aprendido el valor de mi equipo”.

“Como emprendedor autodidacta lo que he aprendido es que el mundo del emprendimiento es muy basto y no lo aprenderé todo. Tengo que empezar a buscar personas que se hagan cargo de áreas en las que no voy a tener tiempo. Ciertas áreas en que me puedan ayudar, ya sea finanzas, para que yo sólo me pueda enfocar en un área”.

Como emprendedor Luis aprendió a soltar cosas, como las redes sociales. Asegura que al comienzo fue atemorizante y quería hacer las cosas a su manera, pero al ver que su equipo entendía y sabía lo que su audiencia quería ver, decidió dejar que se hicieran cargo. Así sucedió con su segundo éxito viral, la "takesadilla durmiendo", una transmisión en vivo de una quesadilla que presuntamente está durmiendo llegó a las 7 millones de reproducciones. Ese alcance atemorizó a Luis, quien le pidió a Antonio -encargado de las redes sociales- terminar la transmisión, a lo que Antonio se negó. Al día siguiente medios locales hablaban de esta transmisión, la gente llegaba a la taquería y su audiencia pedía más contenido. "De haberme hecho caso, no habría pasado eso", comenta Luis. 

 

“El problema de los empresarios es que nunca delegamos, declinamos. Le dices a la gente: ‘ahí te encargas, bye’, pero delegar es enseñar y después dejar a la persona que lo haga. Ningún microempresario delega”, asegura Luis. 

Luis ha aprendido a escuchar y valorar lo que sabe su equipo, así como entender que un buen líder es aquel que acepta que no necesariamente es el más inteligente de su equipo, pues por eso cuenta con gente que puede hacer las cosas mejor que él en el área en que se desempeñan. 

“El problema de los microempresarios con quienes me rodeo es que todos creen que son el mejor, que su producto es lo mejor. Siguen creyendo que es lo más importante cuando eso ya murió, el producto no lo es todo. Es la experiencia. La experiencia del cliente, es por eso que me he dedicado a eso. Acompaño a la gente, nos tomamos fotos con las personas, un cliente recorrió 120 kilómetros para celebrar su cumpleaños en mi taquería y para tomarse la foto conmigo. Ahora tengo un compromiso enorme”. 

118142873_1376515762552038_3472926244457552966_o

Para Luis es muy importante su liderazgo y seguir aprendiendo de mentores: “debes contar con mentores porque ellos ya recorrieron el camino. Recorrer el camino no es fácil y más si no lo sabes. Tienes que ir con mentores que sí lo saben, mentores reales, desafortunadamente vivimos en un mundo del boom de los coaches, charlatanes, debes conseguir un buen mentor que haya pasado el camino, que ya fracasó, se levantó, se preparó. Si yo pudiera, hubiera seguido ese camino con un mentor”. 

"Una vez un conocido me dijo: eres el más chingón de aquí, ¿para qué te preocupas? Claro que me preocupo, ahora la atención está sobre mí, soy el foco, el centro a quién le querrán dar con todo. Las taquerías ahora quieren copiar mi publicidad. Yo creé una tendencia, ahora hay que estar ahí".

"Todavía estoy en formación de líder, necesito aprender a coachear, no liderar. Necesito ser un coach, he avanzado en muchas áreas, escucho a la gente y creo en un equipo, pero ahora me falta buscar, saber buscar al equipo adecuado, poder crearlo. Gracias a un miembro de mi equipo, fue él quien creó la marca, el personaje, el Tío Take, los Takefans. Hace mucho le dije “tú te encargas”.

 

Los retos del contexto actual

El pasado 12 de Marzo, la Organización Mundial de la Salud declaró una pandemia por la transmisión del virus COVID 19. La primera reacción de los mercados y la economía fue de incertidumbre y temor, millones de negocios de todo el mundo cerraron sus puertas para evitar la propagación, entonces llegó el miedo. 

“Cuando la pandemia empezó tuve mucho miedo, de un día para otro perdí el 30% de mis clientes. Me espanté tanto que bajé mis precios y al hacer eso destruí mi ganancia [...] Nunca quedé en números rojos, salí bien, con una ligera ganancia. Hice un acuerdo de bajar sueldos y a 2 empleados nuevos que estaban a prueba, tuve que decirles que no siguieran. Todos aceptaron, les quité el 15% de sueldo, reduje horas de trabajo y empezamos a aventar promociones a lo loco, el chiste era vender”. 

90212691_1253814801488802_7203130733483786240_n

Uno de los coaches expertos en Growth Institute, Miguel González entonces le dio un importante consejo a Luis al poco tiempo que decidiera bajar sus precios: “Mike me dijo que no bajara los precios. Me dijo: ‘en lugar de eso, mantén los precios y ofréceles otras cosa a tus clientes; dales un agua, guacamole, protege tu ganancia’. 

La estrategia de Luis fue fortalecer su publicidad y cada semana subir sus precios hasta llegar a su precio habitual. Realizó más éxitos virales que le ayudaron a pasar de 22, 000 seguidores al comienzo de la pandemia, a un total de 220,000 seguidores hasta la fecha. “Empecé la pandemia con ventas equivalentes a 20 días de ganancias [con relación a un mes], ahorita tengo un 15% adicional a un mes, es decir, 45 días.

Luis recuperó sus ventas del 30% que había perdido al comienzo de la pandemia y creció adicionalmente un 30%, es decir, duplicó su crecimiento. Luis también vio la oportunidad de unirse a plataformas de entrega de comida en donde rápidamente se posicionó y logró ser el quinto establecimiento más solicitado y ser superado sólo por grandes cadenas como Little Caesars. La pandemia le trajo un gran mercado que Luis supo aprovechar”.

La situación al comienzo de la pandemia fue complicada para Luis pues tomó la decisión de no cerrar su negocio, lo que le generó críticas y quejas de muchas personas, a lo que se preguntó: “¿Qué hago? Tengo empleados, tengo un mercado que me ha costado ganar, y cuando regrese, ¿voy a poder mantener ese mercado, y cuánto tiempo y dinero me tomará para recuperar ese mercado?”.

Luis celebra que entre las empresas ganadoras de la pandemia, que han logrado escalar, no sólo han sido las grandes corporaciones de marcas reconocidas e industrias solicitadas, también se encuentra él: “veo a mis competidores que la están viendo muy complicada, pero yo no. Pude invertir en un remolque y tengo un guardadito, estoy tratando de llegar a los 6 meses de caja que recomienda Daniel [Marcos], y espero tenerlo el próximo año.

La crisis le enseñó a tomar el “toro por los cuernos”, no seguir el camino que todos siguen y no dejarse llevar por el pánico, que no es lo mismo que no ser precavido, pues en sus videos de redes sociales siempre se le puede ver con las medidas sanitarias recomendadas, utilizando cubrebocas y viendo por la salud de sus clientes: “Aprendí a ver las oportunidades que el mercado te está dejando y aprovecharlas. Ahora tenemos muchas cosas que antes no teníamos: puedes pedir a domicilio y pagar en línea, ya puedes reservar en la taquería, hay códigos QR y pagos de tarjeta a domicilio. Tenemos tarjetas de regalo y comenzamos con la mercancía del Tío Take. Hay un mundo de posibilidades que se abrió ahorita.

 

¿Quieres escalar tu empresa y reducir el drama en tu empresa? Únete al evento gratuito sólo para líderes de negocios que Daniel Marcos trae para ti. Conoce aquí todos los detalles

Banner 600x300 Webinar 3 nov

Marco Velázquez

Con estudios en Ciencias de la Comunicación en la Universidad Nacional Autónoma de México y especializado en Comunicación Política, Marco tiene experiencia en la generación de contenido político, económico, empresarial y social de México. Ha diseñado estrategias para campañas de comunicación y participó como investigador en el reconocido documental "Mirar Morir: El ejército en la noche de Iguala". Sus estudios se extienden a las finanzas, la economía y el emprendimiento.

Your Comments :

    Banner 300x600 Webinar 3 nov

    Categorías

    Ver más

    From Facebook